"Anda andará"

Suscríbete al blog!

Ideas Liberadas

Cuando un informático no sabe qué hacer...
  1. Se dedica a pensar en sus frikismos y es que señores, los estereotipos también nos afectan...
  2. Renegamos sobre los usuarios y sus verdaderas intenciones de volvernos majaras...
  3. Buscamos en San Google alguna página que nos haga este mundo tecnológico menos caótico y un poquito más alegre...
  4. Crea un blog... La idea de este blog nace en el punto 3, mezclado con un poco del 1 y terminando por buscar un punto 2 que no hallé por ningún lado, y es que cuando tenemos un día en el que nuestras ideas no se pueden liberar...
Con la tecnología de Blogger.

Armario de ideas

Liberador núm:

Mándame un mail!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Páginas fetiche

21 may. 2014

Hola papá:
Sé que no leerás ésta carta, y que escribirla en éste medio no tiene sentido, pero creo que a día de hoy, es mi única vía de escape, y es que si no me puedo desahogar, ¿cómo voy a sobrellevarlo otro año más?.
Hoy es tu cumpleaños, habrías cumplido 56, todo un viejo, eso seguro que te lo habríamos recordado.
Quiero ser sincera, y es que el ser huérfana (sin serlo realmente) nunca me importó, porque te tenía a ti... eras mi madre y mi padre, todo mi sustento... pero pese a que me has faltado ya de mayor, hoy me siento más huérfana que nunca.
Y es que hasta que no he sido madre no me he dado cuenta de lo importante que habrías sido ahora mismo... aún recuerdo cuando me veías y directamente me preguntabas... ¿cuándo voy a ser abuelo?, qué ganas tenías, cómo lo habrías disfrutado. Si lo vieras, papá, si vieras que tiene gestos tuyos... Lo feliz que nos hace verle crecer, lo guapo y simpático que es...
Últimamente me he enfrascado mucho en esto de ser mamá y tengo un poco de lado nuestras frikadas... hasta que no he hablado con más gente, no me he dado cuenta de que has sido el primer friki orgulloso de la familia. Tú me descubriste Star Trek, La guerra de las Galaxias, y otras muchas cosas que compartíamos. Sigo leyendo, cosa que espero te haga sentir orgulloso, aunque no tengo mucho tiempo.
Creo que Juego de Tronos te lo habrías leído en una semana y que te encantaría la serie... ya ves, qué cosas más mundanas te digo, pero es que tengo necesidad de hablar contigo de lo importante y lo vano; de lo terrenal y lo divino... (aunque ninguno somos muy de divinidades, si no son griegas o romanas...).
Hoy me encuentro llena, pero vacía a la vez. Te echo tanto de menos...
Aún a veces miro el móvil esperando tu llamada, oir tu voz, que se me empieza a olvidar, como antes lo hizo la del abuelo... y no quiero olvidarte, con tus aciertos y tus errores... no quiero que mi niño crezca sin ti, pero eso no lo puedo evitar.
No olvido aquella mañana, no se me va de la cabeza.No olvido que si no hubieras tenido que trabajar lejos de casa, aun seguirías aquí... y me duele. Me duele que nos hubiéramos peleado, pero sabes que fue por lo que opinaba, y que tú sabes, seguro, tenía razón...Ahora lo estarás viendo, habrás comprobado que palabra a palabra, yo no era la que te engañaba.
Hoy tu nieto está guerrero, y es que le tengo en la cuna con su carrusel (no quiero que me vea triste, porque lo nota). Le gusta estar en el salón o la cocina conmigo, y eso me recuerda a cuando te ponías en modo cocinero y yo cotilleaba (pese a que nunca aprendí nada, supongo que lo que me gustaba era estar contigo...) o cuando nos sentábamos a ver ésas películas chorras que tanto nos gustaban...
Me doy cuenta de lo corta que es la vida, y la de tiempo que perdemos en ser infelices. Tengo pendiente seguir escribiendo mi libro, ya lo sé, ya...que si lo dejo, lo dejo... don luego es amigo de don nunca. Pero Hugo es mi máxima prioridad, como lo éramos nosotras para ti, seguro que lo entenderás.
Me he hecho mayor papá, parece mentira, pero ya no soy tu niña, tu minucha... y se me hace raro ser yo la que sea la mayor, y no poder acurrucarme a tu lado o darte un abrazo. Mi cuerpo recuerda cómo era abrazarte, pero cada día se difumina más, y duele.
Tengo que dejarte, tu nieto me reclama. Espero poderle contar algún día con fidelidad lo realmente estupendo que eras, y lo mucho que le habrías querido...
Te echo de menos, mucho.
Te quiere,
Liber.


2 comentarios:

  1. No es la primera vez que leo una carta dirigida a alguien que ya no está con nosotros. Pero creo que es la más bonita de las que he leído.

    A mí me gusta esa frase que dice que nadie muere mientras alguien le recuerda. Así que tú háblale mucho a Hugo de su abuelo, cuéntale las cosas buenas que tenía, y si su recuerdo sigue vivo, él también.

    ¡Enhorabuena por la carta y un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, la verdad es que es muy duro...

    ResponderEliminar

Be water my friend... recuerda que este blog se hace "por amor al arte" y que has de ser respetuos@.
Gracias por tu comentario!