"Anda andará"

Suscríbete al blog!

Ideas Liberadas

Cuando un informático no sabe qué hacer...
  1. Se dedica a pensar en sus frikismos y es que señores, los estereotipos también nos afectan...
  2. Renegamos sobre los usuarios y sus verdaderas intenciones de volvernos majaras...
  3. Buscamos en San Google alguna página que nos haga este mundo tecnológico menos caótico y un poquito más alegre...
  4. Crea un blog... La idea de este blog nace en el punto 3, mezclado con un poco del 1 y terminando por buscar un punto 2 que no hallé por ningún lado, y es que cuando tenemos un día en el que nuestras ideas no se pueden liberar...
Con la tecnología de Blogger.

Armario de ideas

Liberador núm:

Mándame un mail!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Páginas fetiche

16 may. 2013

Me siento ignorada               

Es cierto que por norma general, los informáticos somos esos seres que viven apartados, y de los que los usuarios no quieren saber nada, hasta que obviamente, necesitan algo. ¬¬’
Pues bien, cuando tú les pides algo (nada que no tenga que ver con peticiones de información para lo que ellos previamente te han pedido), te ignoran. ¿Que no lo creéis? Cualquier técnico sabe que los mails de informática son más ignorados que los exnovios pesados. La frase “yo es que los mails vuestros los elimino” es algo que hace que entres en dos fases, la primera, indignación y repulsa, esa que te hace decir –“Sí? Pues ahora te vas a esperar hasta que las ranas críen una melena de esas en cresta y con colores.”. La segunda fase es la de resignación, el “no, si ya lo sabía, ahora te lo paso otra vez”.
Otras veces es algo más sencillo, tienes que instalar algo, y obviamente lo haces por remoto, por lo que les dices “Cierra tu sesión, no lo apagues, sólo cerrar la sesión” o “No lo toques, yo te aviso cuando esté listo”, y ¿creéis que nos escuchan?, ahhhh, inocentes... lo primero es que te lo apagan, sí o sí, y al día siguiente encima se mosquean y te dicen “pero si he hecho lo que me dijiste, y aún está sin terminar” y en el segundo caso, estás tan alegre instalando o modificando algo cuando de repente “plof” se pierde la conexión, vas a volver a conectarte y encuentras el mensajito... “el usuario (aquel, aquel ser...) ha iniciado sesión” y es que no nos hacen caso ninguno... :’(

Culo veo, culo quiero            

Los usuarios son como los niños, en cuanto uno tiene un juguete nuevo, se crea un revuelo a su alrededor... las fases, como en todo, comienzan de la siguiente forma, primero, por razones distintas (normalmente debido a un grito de un jefazo o por salud mental tras escuchar durante horas la perorata del usuario) se le cambia algún dispositivo, da igual el que sea! desde un sencillo ratón a una blackberry pasando por la instalación de cualquier programa o aplicación, aquel primer espécimen llega a su departamento con la barbilla alta y aires de superioridad, enseñando bajo cualquier pretexto su “novedad”, en ese momento se crea un aura de  envidia que si fuera tiña, todos serían unos tiñosos del copón. Entonces para los pobres informáticos se crea una marea de peticiones, quejas y lloriqueos varios con frases como “pues a fulanito se lo pusisteis y no le pedisteis autorización”, “pues el mío va fatal y a menganito se lo habéis cambiado y el suyo iba mejor”, “pues si a citanito se lo habéis puesto, yo que soy su superior quiero uno mejor”. Suena infantil, pero todas las frases son absolutamente verídicas.

Luego dirán que no, pero desde luego los informáticos tenemos el cielo ganado...


0 comentarios: