"Anda andará"

Suscríbete al blog!

Ideas Liberadas

Cuando un informático no sabe qué hacer...
  1. Se dedica a pensar en sus frikismos y es que señores, los estereotipos también nos afectan...
  2. Renegamos sobre los usuarios y sus verdaderas intenciones de volvernos majaras...
  3. Buscamos en San Google alguna página que nos haga este mundo tecnológico menos caótico y un poquito más alegre...
  4. Crea un blog... La idea de este blog nace en el punto 3, mezclado con un poco del 1 y terminando por buscar un punto 2 que no hallé por ningún lado, y es que cuando tenemos un día en el que nuestras ideas no se pueden liberar...
Con la tecnología de Blogger.

Armario de ideas

Liberador núm:

Mándame un mail!

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Páginas fetiche

16 may. 2013

Se acerca el verano, y aunque ya no es como antes, no puedo dejar de pensar en aquellas migraciones masivas a la playa o montaña...

Porque cuando decían que había “operación salida” no era lo que hay ahora, noooo... esa operación salida era titánica. En mi caso, yo viajaba con mis abuelos en un Simca 1200, (color “caca nene”, como decíamos mi hermana y yo), ese coche en tamaño equivalía a un R5 o un Renault Clio, pero por dentro cumplía la máxima de los viajes y que hoy es mi “credo”: TODO ORDENADO CABE. Mi abuela hacía un equipaje que en cualquier otro momento del año indicaría que nos persigue una mafia peligrosa y tenemos que huir a toda prisa del país, porque sólo nos faltaba poner en la baca las sillas y la mesa-camilla.



El simca no tenía cinturones atrás, por lo que íbamos mi abuela, mi hermana mediana (la pequeña no era ni proyecto) y yo hacíamos junto con las maletas que iban a nuestros pies haciendo un tetris mortal de necesidad... pero eso no quería decir que el resto del coche no llevara cosas, noooo, en el asiento del copiloto había un bulto enorme que bien podía ser un sillón de dos plazas, todo enfundadito con una tela, y por supuesto, cogido con el cinturón para que no se moviera ni un ápice. Una vez completado el ritual antimareo (biodramina, coca-cola y mil remedios más) nos poníamos en marcha.

Cogíamos la carretera, y digo carretera porque eran las nacionales, nada de autovía o autopista, de eso no había tanto como ahora, así que normalmente te pillaba caravana eterna y tenías tiempo de escribir tus memorias o aprender idiomas, y hasta en algún caso, terminar una partida del Monopoly (sí, eso se puede hacer).

Imagen de la película "El atasco"


Había gente que si iba a la playa (casi siempre a la comunidad valenciana) además, se llevaba hasta el balón para cuando se pasaban un par de horas parados en la carretera, bajar de los coches y echarse unos “toques” con los niños de otros coches, y después del mega atascazo, llegabas a la playa y te encontrabas con más aglomeraciones, no había ni un granito de arena libre!



Después de lo que parecían miles de horas, llegábamos con no pocos tirones, pero felices de comenzar nuestras vacaciones de verano!

Cómo eran vuestros viajes a las vacaciones?



0 comentarios: